INTERNACIONALES

Ecuador

Ecuavisa, un canal privado, utilizando su pantalla, ha logrado presionar al Gobierno del Presidente Lenín Moreno para que la ARCOTEL, la  (Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones), emita una resolución y se cancele la frecuencia a canal 11 de Ecuador, frecuencia que la misma ARCOTEL le había asignado cumpliendo con todos los requisitos establecidos por la propia entidad hace casi 4 años.

 

Canal 11, Televicentro, con sus informativos y una nueva propuesta de contenidos ha logrado ganarse la preferencia del público y por lo tanto ha obtenido parte de la torta comercial del país, muy contraída en los últimos años. Es por ello que Ecuavisa, desde hace varios meses, ha llevado su línea editorial a un solo tema y es arrinconar al gobierno, a través de múltiples reportajes, para que la ARCOTEL retire la repetidora del canal 11, toda vez que Televicentro logró convertirse en el canal número uno en sintonía, en la capital de los ecuatorianos. Así lo certifica la empresa que se encarga de la medición de rating, donde 7 de los programas de canal 11 se encuentran en el Top 10 de los programas más sintonizados.

 

Para la opinión pública esta es, claramente, una batalla comercial entre empresas privadas.

Sin embargo Ecuavisa, compuesta por dos canales nacionales, con sede en Quito y Guayaquil, ha logrado involucrar al gobierno, intimidándolo a través de sus reportajes y editoriales, exigiéndole que revierta la frecuencia.

Es así como el martes 2 de julio la Agencia Reguladora emitió una resolución en la cual obliga a canal 11 a apagar su señal en una clara violación a las leyes y a la seguridad jurídica. El canal ya ha apelado y tiene otras instancias en Derecho para impugnar el fallo.
Pero lo que, adicionalmente, llama la atención, es que otro canal privado, Telemazonas, se haya unido a Ecuavisa en este propósito, mientras el gobierno de Moreno prefiere mirar a otro lado con la situación de ese canal, ya que como es de dominio público en ese país, Teleamazonas es propiedad de quien también es dueño de más de un Banco y otras entidades financieras y negocios de distinta naturaleza, lo cual está expresamente prohibido en la ley ecuatoriana.

La asociación de medios de comunicación internacionales y de defensa de la libertad de prensa, ha puesto su atención sobre este caso en Ecuador, además se espera un comunicado de la Sociedad Interamericana de Prensa respecto a la situación de canal 11, rechazando las acciones de canales privados en ese país para cerrarle las operaciones a un competidor presionando al gobierno, atentando claramente contra la libertad de prensa, información y empresa.

 

 

 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: