PATUCA, OLANCHO

La policía nacional, mantiene investigaciones en el caso de la niña que fue «sacada» de su propia tumba, la cual fue profanada un día después que fue enterrada.  Según vecinos la menor falleció de manera natural, en el municipio de Patuca, Olancho .

Al día siguiente familiares se toparon con la sorpresa, que el cuerpo de la menor muerta estaba en las afueras de la tumba y con signos de haber sido «violada», sin embargo las autoridades forenses no han dado mas detalles sobre el caso.

se espera que en los próximos días las autoridades policiales den detalles de el caso, y dar a conocer si se trataba de una «necrofilia» o algún rito satánico.-

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: