El brasileño Malcom, fichaje más caro del pasado verano en el Barça, está cada vez más cerca de abandonar el club en el mercado de invierno: el club catalán ya negocia con el Tottenham la cesión del jugador, en una operación que incluiría una opción de compra obligatoria a final de temporada

La falta de minutos ha condenado a Malcom a un ostracismo que ha llevado tanto al club como al jugador a buscar una salida: Malcom acabará muy probablemente reforzando al Tottenham de Mauricio Pochettino, que por cierto acaba de perder por lesión a su jugador emblema, Harry Kane, que estará de baja entre cuatro y seis semanas.

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: