Choluteca, Honduras. La Ordenación Diaconal es cuando se considera un servidor, un clérigo o un ministro eclesiástico, se refiere así a aquel que ha recibido el grado inferior del sacramento del Orden Sagrado por la imposición de las manos del obispo.

Por su parte la Ordenación Sacerdotal es un sacramento que, por la imposición de las manos del Obispo, y sus palabras, hace sacerdotes a los hombres bautizados, y les da poder para perdonar los pecados y convertir el pan y el vino en el Cuerpo y en la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo. La vocación al sacerdocio lleva consigo el celibato, recomendado por el Señor.

Uno de los nuevos diáconos Ever Ezequiel Solórzano comento en la misa de ordenación “quiero agradecer a todas las personas que de una u otra manera han colaborado en mi proceso vocacional, así mismo seññalo el agradecimiento a cinco personas que gozan de la paz del señor “en primer lugar a Monseñor Guido Plante por aceptarme al seminario menor, padre Ivan quien me abrió las puertas en la Parroquia San Francisco de Asís de Pespire, Eufimio Castillo delegado de la palabra de Dios en Las Crucitas el primero en poner una biblia en mis manos, mi papá quien junto a mi mamá me dio la vida, tambien a mi hermana Dilcia Nohemi.” añadiendo al agradecimiento la confianza de Monseñor Guido Charbonneau  “por confiar en mi persona y aceptarme al orden del diaconado, para el servicio de esta iglesia diocesana de Choluteca, de corazón gracias Monseñor.”

Diacono Ever Ezequiel Solórzano

Por su parte el Padre Otoniel Rodas Galeas, agradeció a las personas que lo acompañan en “este momento es importante, fundamental y unico en la vida.., no siento que pueda merecer todo lo que hoy estoy recibiendo, pero sí se que todo es por el amor inmensamente grande y gratuito de Dios.”

Padre Otoniel Rodas

Así mismo aseguro “primeramente quiero agradecer a Jesucristo por haberme llevado y sobretodo por haberme dado la ordenación sacerdotal; un consagrado a colaborar en la misión que el a iniciado y por eso ahora le digo te seguiré a donde quiera que vayas.” Al igual que el Diacono Ever agradecieron el papel desempeñado por Guido Plante y Monseñor Guido Charbonneau, así como a las hermanas de la sagrada familia.

Petición de los nuevos servidores del señor

La señalización realizada por estos servidores fue la de plamar “una petición a todos, somos conscientes de que vivimos momentos difíciles en la actualidad del mundo, sobre todo en la iglesia., la petición que quiero hacerles así como ustedes yo me comprometo a orar por ustedes, a servirles, ser sencillo y acompañarles en lo que este a mi alcance, pido a todos que oren, oren a un mas y apoyen las vocaciones, Dios les bendiga, feliz navidad y muchas gracias”.

 

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: