Comayagua, Honduras. En Comayagua el imaginario de la raza Pitbull como un perro violento y agresivo se apodera de su población, ello al conocer el caso de un hombre que fue mordido y desfigurado su rostro por su propia mascota.

El afectado responde al nombre de José Jorge García, quien gracias al Benemérito Cuerpo de Bomberos recibió el debido traslado al centro asistencial Santa Teresa.

José García siendo atendido después del ataque de su mascota.

Según versiones del cuerpo de bomberos; una llamada alerto a la institución asegurando que un hombre habría sido desfigurado su rostro por un perro, al llegar los bomberos encontraron el hogar de habitación de José ensangrentado y en un estado de salud muy delicado pues las mordidas le hicieron daño en toda su cara y parte del cuerpo.

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: