El imputado en el caso Pandora, Fernando José Suárez Ramírez, ha recibido amenazas de muerte “por la información que maneja”  por eso quedó bajo la custodia de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), y eso no quiere de decir que se trate de “privilegios”, manifestó este domingo su abogado Omar Menjívar.

Suárez estará recluido en una celda de la ATIC hasta que dure el proceso judicial en su contra, en la acusación por los delitos por fraude, malversación de caudales públicos y uso documentos públicos falsos, dijo su defensor.

“No es un privilegio, es una medida cautelar que está prevista en el Código Procesal Penal, y se ha acreditado que es objeto de amenazas que ponen en peligro su vida y la de su familia, por la información privilegiada que conoce él y que ha dado a conocer al Ministerio Público y al Tribunal”, manifestó Menjívar.

Fernando Suárez Ramírez, Cortesía de Radio América

Asunción de las consecuencias

Agregó que Suárez Ramírez “tiene responsabilidad clave” en el caso Pandora, relacionado con el desvío de fondos de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), como lo denunció la MACCIH y la Fiscalía.

“Él fue un participante de todos estos actos que consistieron nada más y nada menos que en el saqueo de 282 millones de lempiras solo de la SAG, pero se saquearon fondos del Congreso Nacional y de otras instituciones del Estado como la SEDIS, INFOP y el PANI y todos justificados en proyectos para beneficiar a la gente pobre, niños, mujeres, campesinos, y todo es farsa”, señaló Menjívar.

“Mi cliente no ha venido a decir que es inocente, él ha venido a aceptar su culpa, su responsabilidad, y que se le aplique la Ley en la medida que corresponde, ha venido a delatar que los hechos que ocurrieron no fueron hechos aislados que se le ocurrieron a él o a Jacobo Regalado (exsecretario de la SAG) como se ha manejado”, añadió el abogado.

Menjívar declaró que su defendido “ha venido a delatar que lo ocurrido fue producto de la decisión, planificación, ejecución y supervisión de una organización criminal que lamentablemente es la que dirige el Estado de Honduras y esa organización tenía una dirección ejecutiva que la ejercía Hilda Hernández por delegación y conocimiento directo del presidente actual de la República, ellos son los cabecillas de esto, no es Fernando, Fernando era una pieza a la cual se le asignó un rol que lo cumplía o lo cumplía, y una vez que se metió a eso zafarse no era tan fácil, se metió a eso y ahora asume las consecuencias, y desde luego ha recibido amenazas a muerte serias, no es cosa de juguetes”.

Juan Orlando e Hilda Hernández

El abogado agregó que aunque se le reproche esta situación, Suárez “está tratando de redimirse y colaborar para que el Ministerio Público conozca la verdad y la justicia se aplique conforme a esa verdad que es demostrable, hay evidencias suficientes”.

Menjívar espera que el Ministerio Público y la MACCIH “ahora tomen la decisión de acusar a los verdaderos responsables del desastre de este país”.

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: