Tegucigalpa, Honduras. En una de las zonas periféricas de la capital un juego o “Broma” resulto de la peor manera, cuando dos “amigos” se lastimaron y uno de ellos resulto fallecido.

Como dice el dicho “De broma en broma…” en La Colonia Nueva Suyapa murió un el joven  Adán Francisco Sánchez Flores, quien era hijo de un pastor. El hecho sucedió mientras departían con amigos, entre los que había un policía.

Informes preliminares indican que el joven de tan solo 20 años de edad se encontraba  jugando con sus amigos; cuando uno de ellos (policía) saco su pistola y quito el cargador sin percatarse que el arma había quedado cargada o “bala en boca”. Este le disparo ocasionando la letal muerte.

Al lugar llegaron Policías de la Dirección de Investigación Policial (DPI) y realizaron el levantamiento de la zona del crimen, así como el reconocimiento del cuerpo.

Posteriormente los padres del muchacho llegaron a la escena y entre llantos y gemidos señalaron que no podían creer lo que había sucedido.

La policía nacional emitió un comunicado donde asegura que se procedió a la detención preventiva de tres personas para efectos de investigación, al policía se le decomiso el arma de fuego. “se constato que entre los detenidos esta un agente de policía asignado del departamento de Atlántida, quien estaba de su permiso de salida”.

“la policía nacional de Honduras reitera su compromiso de transparentar sus acciones. Esto, en e marco del respeto irrestricto de los derechos humanos de la población y de sus miembros”.

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: