EE.UU. Los estadounidenses eligen 35 de los 100 senadores y 435 asientos de la Cámara de Representantes. Los demócratas tienen más opciones de romper el dominio republicano en la cámara baja del Congreso

Estados Unidos decide este martes si da el visto bueno a los dos años de mandato de Donald Trump. La gran polarización política que vive el país hace que estas elecciones legislativas o de medio mandato (midterm), vistas como un plebiscito a la presidencia, acaparen un interés mucho mayor que en las últimas décadas. La incógnita clave es si los demócratas podrán arrebatar a los republicanos el control de las dos cámaras del Congreso. Los estadounidenses votan 35 de los 100 asientos en el Senado (un tercio de la cámara) y el total de los 435 asientos de la Cámara de Representantes o House.

Una victoria del Partido Demócrata en ambos hemiciclos supondría un bloqueo total a las decisiones del mandatario republicano. Pero las opcionesde conquistar el Senadoson escasas mientras que las previsiones de romper la mayoría republicana en la cámara baja del Congreso son mucho más optimistas (si bien todavía no determinantes). De conseguirlo, los demócratas podrían frenar las políticas republicanas.

Un Senado azul permitiría a los demócratas obstaculizar nombramientos del presidente, ya fuera para su gabinete, la CIA o el Tribunal Supremo, como el recientemente confirmado juez Brett Kavanaugh. Pero incluso si ganan todos los asientos disputados seguirían necesitando una docena de votos de los republicanos para destronar a Trump porque se requiere una mayoría de dos tercios en el Senado para aprobar un proceso de destitución impeachment, como se conoce en inglés.

La difícil batalla de los demócratas en el Senado

Treinta y cinco escaños del Senado de los Estados Unidos, incluidos dos en elecciones especiales, serán elegidos este martes. Los republicanos encaran las elecciones con una mayoría de 51 asientos frente a los 47 de los demócratas, y dos restantes ocupados por independientes que suelen votar con ellos.

El Grand Old Party (GOP), como también se conoce al Partido Republicano, juega con ventaja en el Senado porque además de contar con la mayoría solo tiene que defender nueve escaños, mientras que los demócratas luchan por mantener 26 asientos (incluidos los independientes).

Por si no fuera lo suficientemente complicado, los demócratas deberán defender 10 asientos de estados que apoyaron al entonces candidato republicano Donald Trump frente a su rival demócrata, Hillary Clinton, en las pasadas elecciones presidenciales de 2016, como por ejemplo, Dakota del Norte. Los republicanos, en cambio, solo tienen que defender un asiento en las condiciones contrarias en Nevada. Allí, la disputa será entre Dean Heller, el republicano que opta a la reelección, y Jacky Rosen, apoyada por el voto feminista.

Además de NevadaArizonaTennessee Texas son los estados cuyos senadores republicanos deben ser derrotados por sus rivales demócratas si quieren tener alguna oportunidad de controlar el Senado, tal y como apuntan los analistas del periódico The New York Times.

 

 

Fuente: https://www.lavanguardia.com/internacional/20181106/452547983402/elecciones-estados-unidos-graficos-mapas-hoy.html

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: