Jorge Bendeck. El hondureño de origen árabe ha señalado que los hondureños migran no por salario, tampoco por trabajo, sino por oportunidades.

Honduras se ha convertido en un país de pocas oportunidades, antes los barberos eran dueños de sus barberías, los cocineros dueños de su cocina, los lava carros dueños de sus carwash, etc. Hoy en día eso es prácticamente imposible, ya no se puede trabajar en Honduras.

Para poder tener un negocio se debe pagas:

  1. Abogado para Construir una sociedad o comerciante.
  2. solicitud de Facturas Electrónicas (SAR).
  3. Pago de Impuesto sobre la Venta.
  4. Pago de Impuesto sobre la Renta.
  5. Licencia Ambiental.
  6. Permiso de Construcción.
  7. Permiso de Operación.
  8. Bienes y Muebles.
  9. Impuesto de la Municipalidad Industria y Comercio.
  10. Servicios Públicos (que fallan seguidamente).
  11. Tasa de Seguridad.
  12. Certificación de los Bomberos.
  13. Licencias Sanitarias.
  14. Libro de Quejas.
  15. Constancia de Rótulos.
  16. Constancia de Catastro.
  17. Constancia de uso de Suelos.
  18. Impuestos Personales.
  19. IHSS.
  20. Tasa Vehicular.
  21. Placas Nuevas.
  22. Energía Eléctrica.

Todas estas anteriores sin mencionar las trabas y problemas que ponen en cada tramite. En síntesis el que quiere emprender no puede. La señora que vendía baleadas en la calle la apresan, a los comerciantes ambulantes le decomisan su mercancía,  Vivimos en una sociedad en donde se trabaja para mantener la clase política corrupta, pero según ellos agregar o subir otro impuesto es la solución.

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: