Ahora, solo mayores de 21 años podrán portar armas

Una larga espera concluyó este miércoles cuando el Congreso Nacional aprobó la nueva Ley de Control de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y Materiales Relacionados. La discusión llevó seis meses, tiempo en el que los diputados debatieron profundamente con el objetivo de darle al pueblo hondureño una normativa que ayude a la paz y seguridad del país.

“El objetivo es que esta Ley contribuirá a la paz y seguridad del pueblo hondureño y a poner en un tema tan delicado”, dijo Mauricio Oliva, presidente del Poder Legislativo.

El diputado y secretario del Congreso Nacional, Tomás Zambrano, señaló que “Esta nueva Ley es el fruto de una amplia socialización con diferentes sectores, sociedad civil, derechos humanos, seguridad y justicia, durante ocho años.

Zambrano recordó que Oliva, en su momento dijo que “Ya no se podía esperar más para realizar esta ley”.

Entre los puntos más importantes, la nueva Ley de Armas contempla:

· Fortalecer el tema de registro en la regionalización. Actualmente en Honduras solo existen dos oficinas de registro balístico en Tegucigalpa y San Pedro Sula. Los ciudadanos de otros sectores del país tienen que viajar hasta Tegucigalpa o San Pedro para hacer los trámites de registro con su arma sin permiso de portación expuesto a que pueda ser víctima de un asalto, quitarle la vida por robarle el arma de fuego.
· Ampliar la capacidad del sistema IVIS que es un sistema tecnológico de identificación balística donde se practican las pruebas de las ojivas, del proyectil, casquillos, eso pasa al sistema de identificación y eso pasa a ser como tomarle la huella digital a cada una de los proyectiles y casquillos y ya queda en la base de datos del Estado y sirve para poder determinar en manos de quien está cada una de las armas de fuego.

· Se debe ser más riguroso en la compra del arma de fuego en la armería, porque hoy, de acuerdo a la ley, se va con los requisitos, paga en la armería y esa arma se le entrega al ciudadano, sale sin ningún registro balístico, sin permiso de portación y posiblemente puede pasar 6 meses a un año y nunca se le hizo registro balístico.

· Esa arma que se compró al Estado sale de la Armería, se comete un homicidio y el Estado y los miembros de seguridad e inteligencia nunca van a poder determinar a quien se la vendieron. Ahora todas las armas tendrán pruebas y registros balísticos antes de su venta. Cuando el ciudadano lleve sus requisitos el arma se le entregará cinco días después para cumplir el periodo de enfriamiento. Cuando se le entregue el arma ya contará con su permiso de portación.

· Otro tema referente a la Armería es que el ciudadano que acuda a comprar munición tiene que presentar su permiso de portación y se le venderá munición únicamente de acuerdo a su permiso de portación o de acuerdo al arma que tiene el permiso para cerrar la venta excesiva de proyectiles.

· La Ley contempla la destrucción de las armas de fuego decomisadas o incautadas en delito. El Estado ya no almacenará armas porque se han dado hechos lamentables que se pierden las armas de fuego. Ahora las armas incautadas serán enviadas a pruebas periciales en Medicina Forense, luego de salir se presentará como medio de prueba y posteriormente la destrucción inmediata del arma.

· Registro obligatorio para todas las armas del Estado, Policía Nacional, Fuerzas Armadas se les practicará un registro balístico, en manos de qué policía o militar tiene asignada dicha arma. No se puede descartar que dichas armas se pueden perder y ser usadas en actos delictivos. Se ordenará el registro balístico para ellos.

· Existirán diferentes tipos de permiso, para los que se dedican a la caza, al deporte, coleccionistas, la persona natural, empresas de seguridad privada.

· El número de armas que puede registrar un ciudadano de manera legal será de tres y no de cinco como lo estipula la ley. El que ya tiene las cinco registradas siempre mantendrá ese derecho. El que registre tres armas, solo tendrá permiso de portación para una.

“Estamos contentos porque después de varios años que se intentó aprobar esta ley, hoy llegamos acuerdos importantes, por el hecho que solo personas de 21 años hacia arriba podrán portar armas, se elimina que antes los de 18 años podían portar armas”, expuso el diputado Nelson Márquez.

En ese sentido, el diputado Márquez expone los beneficios que esta ley de armas traerá al pueblo de Honduras.

“Se está ordenando la instalación de laboratorios de balística y la elaboración de licencias diseminadas en 44 puntos en el país que permitirán mayor acceso a la población”.

“Justamente el día de hoy se ha aprobado la tasa para la emisión de licencias que se había venido discutiendo y se llegó a un consenso entre bancadas”, explicó Márquez.

También creamos una licencia de portación restringida – continuó diciendo–, que es cuando una persona adquiere un arma, pero no es la dueña del arma que no la va a portar, si no, alguien a quien contrató para su seguridad personal y que se le puede asignar.

“Se logró una importante reducción del 23 al 11 por ciento sobre el salario mínimo mensual. No podemos sacrificar al pueblo que no porta armas, no podemos pagar los que no portamos armas con los que si portan, pero entre los que portan podemos trabajar de manera paulatina de laboratorios de balística”, dijo Márquez.

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: