Nacionales

Benjamín Bográn culpable por cohecho pasivo que conlleva pena conmutable

Tegucigalpa – La Sala II del Tribunal de Sentencia con Jurisdicción Nacional, declaró culpable al empresario Samuel Benjamín Bográn Fuentes, por cohecho pasivo impropio y fue absuelto por lavado de activos en perjuicio de la Economía del Estado de Honduras y el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), por el caso conocido como “Pago de Coimas”.

La Fiscalía acusó a Bográn Fuentes, de haber recibido en concepto de pago de coimas para beneficiar a la empresa denominada Compañía de Servicios Múltiples (COSEM) cuyos socios propietarios son Óscar Roberto Reina y Jorge Daniel Herrera, quienes en 2010 suscribieron un contrato para poner en marcha un sistema de gestión para la digitalización y puesta en marcha de un Sistema de Gestión para la cuenta individual del Sistema de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), mismo que se puso en marcha y para lograr que los pagos a dicha empresa fueran agilizados, siguiendo la recomendación de Mario Zelaya Rojas, los socios de dicha empresa tenían que tener acercamiento con Benjamín Bográn, quien según el Ministerio Público recibió un supuesto provecho económico para beneficiar a la empresa antes referida.

El encausado de acuerdo al expediente de mérito prometió a los propietarios de COSEM, que a cambio del pago de las coimas por el solicitadas, agilizarles el contrato que dicha empresa habría suscrito en el IHSS, para este efecto fue abierta en 2012 una cuenta en el Banco Multi Bank de Panamá a nombre de la empresa Inversiones Naco cuya única firma autorizada era la de el señor Samuel Benjamín Bográn a quien le fueron transferidas entre el 19 de junio de 2012 y el 29 de octubre de 2013, ocho transacciones equivalente a un monto total de 692 mil dólares americanos según el Ministerio Público.

– Los jueces se pronunciaron en forma unánime en el delito de cohecho pasivo impropio, en tanto por lavado de activos el mismo fue desestimado.

El Código Penal en su artículo 365 penaliza el delito de cohecho pasivo impropio con reclusión de uno a cuatro años. Mientras que la Ley contra el Lavado de Activos establece por el delito con el mismo nombre una pena de 15 a 20 años de reclusión.

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: