Denuncias Noticias Sucesos

El cementerio de Honduras donde los muertos no pueden descansar en paz

Cada vez que un familiar  va a un cementerio espera poder encontrar a su difunto en su última morada, para poder llevarles flores, limpiarles la maleza, y ver que todo marche bien. Sin embargo las quejas son frecuentes no encuentro a mi pariente…!

Armando Velasquez  lleva frecuentando el Cementerio General,   un año y cinco meses. El mismo tiempo que lleva muerto su hijo de 21 años, atropellado por un loco al volante que se dio a la fuga. “Todos los domingos vengo a compartir con la tumba de mi hijo, recordarlo y honrarlo. y no he tenido ningún problema sin embargo la tumba del vecino la encontré su lápida rota y el ataúd abierto. Se habían llevado todos sus restos”, explica Regalado, y no se a quien recurrir para comunicarle el hecho.

En La Ceiba, el cráneo de un desconocido rueda de fosa en fosa  sin que autoridades ni familiares se pronuncien al respecto. No sabemos si fue profanada o deterioro por falta de mantenimiento. Lo cierto es que en la mayoría de los cementerios de las ciudades grandes de Honduras se puede visualizar este tipo de actos sin que los muertos puedan descansar en paz.

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: