Cáncer de próstata, un estudio inquietante

De 4 a 5 pacientes con cáncer de próstata se atienden por semana en el HEU

Tegucigalpa.- En la consulta externa del servicio de urología del Hospital Escuela Universitario (HEU),  se atiende de 4 a 5 pacientes por semana con cáncer de próstata, en un estado temprano o avanzado, según se conoció recientemente.

Esto anterior, refleja un dato preocupante si se considera que esta patología ocupa el primer lugar de muertes masculinas mundial.

En ese sentido, la mayoría de los pacientes atendidos presentan un cáncer avanzado. Por esta razón llaman  a la población a realizarce el examen de próstata. Dennis Chirinos, urólogo del HEU, dijo que en “otros países en el sistema de salud existe una prioridad  sobre la detención precoz del cáncer de próstata.  Y eso es lo que nosotros tenemos que hacer en Honduras, porque todavía siguen muriéndose muchos pacientes por presentar cáncer de próstata en estadio avanzado.  Hombres que no acuden tempranamente a un control y a un diagnóstico precoz.

Cáncer de próstata

Para poder determinar de manera temprana el cáncer de próstata hay dos puntos fundamentales a nivel mundial:

  • Hacerse el antígeno prostático específico -examen de sangre en ayunas para detección temprana del cáncer.
  • Y el tacto rectal -procedimiento que dura 30 segundos- “y que puede salvar 15 o 20 años de vida cuando se detecta temprano”, explicó el galeno.

Es primordial que para esta detección temprana, el paciente elimine la idiosincrasia del machismo.  “Eso es lo que más nos afecta”,  dijo Chirinos.

No solamente las personas que no tienen un nivel de instrucción, también a nivel universitario.  Que todavía le tienen miedo a un examen denominado ‘tacto rectal’”.

Cuando un paciente presenta un cáncer de próstata temprano, la posibilidad de vida anda alrededor de los 4 años.

Tras de haberse hecho el diagnóstico y con resultado positivo, resulta más costoso para la familia.  Explicó que  cada medicamento que se tiene que aplicar mensualmente tiene un valor aproximado de 20 a 30 mil lempiras.

“Los pacientes tienen que estar utilizando estos medicamentos hasta que mueran. De esa forma,  constituye un tratamiento costoso para la familia.  Y al final lo que uno hace es quitarle los testículos al paciente, porque es el manejo más económico, pero irreversible”,

la amarga experiencia la comparten  el expresidente Álvaro Uribe y el presidente Juan ManuelSantos es la difícil experiencia de haber sido diagnosticados y operados por un cáncer de próstata en Colombia.

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: