Marco Antonio Ponce es un artesano del cuero

 

Nació en las altas montañas de San Marcos de Colón, Choluteca. Entre caballos de pura sangre y sillas de montar.

Su padre fue el afamado don Antonio Ponce, caballista reconocido en todo el sur del país.

Cuando niño, entre cada entrenamiento de los caballos con su padre, pasaba el tiempo en el taller de don Arnaldo Ortíz, el mejor talabartero del pueblo. Y entre plática y plàtica, miraba como el maestro confeccionaba las fajas de los vaqueros.

Allí nació su segunda pasión en la vida: el trabajo en cuero.

Hace 16 años llegó a Roatán. Y desde entonces sigue dedicado a sus dos grandes amores: los caballos y la talabartería.

Marco Antonio Ponce es un artesano del cuero. Del buen cuero; del acabado perfecto. De los detalles perfectos.

Como le enseñó su padre.

Fajas para hombre, sandalias de mujer. Sillas de montar y billeteras. Bolsas y carteras.

Todo de buen gusto.Todo con un sello partícular.

Como debe de ser.

Marco Antonio Ponce nos da la mejor cara del cuero en Roatán. Las otras caras de Honduras.

Proyecto Marca Colectiva Artesanos de Islas de la Bahía.
Instituto Hondureño de Turismo – ZOLITUR- OEA.

Deja tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: